El Camino de Santiago, inspiración para eventos en Galicia

Dicen quienes lo han experimentado que el Camino de Santiago es una fuente de inspiración, de conexión con uno mismo, con los demás, con la naturaleza, el arte, la historia… una tradición milenaria que también puede inspirar a tu equipo, a tus clientes y a tu evento. Caminar ayuda a pensar, a observar con calma, a despertar los sentidos y la creatividad. Hay muchos Caminos, muchas experiencias en cada ruta, muchas formas de vivirlo. Te damos algunas ideas para que puedas encontrar tu Camino, tu experiencia ideal para lograr tus objetivos y generar impacto en los asistentes a tu evento.

Acciones de RSC vinculadas al Camino de Santiago

El valor del Camino, con 12 siglos de historia, es lo que hace que sea tan especial. Es la ruta más antigua y más concurrida del viejo continente, y cada peregrino lo hace suyo, recorre su propio Camino. Por eso, antes de preparar la experiencia, la agencia Trevisani trabaja para crear un estado mental entre los participantes, implicarles, hacerles reflexionar y que empiecen a sentirse peregrinos mucho antes de emprender su Camino. Una vez en Santiago de Compostela, comienza la experiencia en la que todos los miembros del equipo estarán involucrados al mismo nivel, porque en el Camino, todos somos iguales, no hay jerarquía. Una actividad que se realizó después de un congreso consistió en hacer un apadrinamiento de uno de los tramos históricos del Camino, una variante en el recodo del río en la que los participantes realizaron tareas de limpieza y señalización. Una acción de RSC que además de aportar mejoras en ese tramo del Camino, generó una gran satisfacción entre los participantes por haberlo hecho posible, se sintieron protagonistas del Camino. Además de las labores de limpieza y cuidado del medio ambiente, varios voluntarios del grupo se encargaron de clavar las estacas de madera para señalizar esa variante histórica y, una vez terminaron su misión, se celebró un acto solmene a modo de inauguración, con el corte de cinta y con discursos emotivos que generaron un sentimiento de pertenencia y orgullo entre los asistentes. Para celebrar el trabajo bien hecho y recuperar fuerzas, se fueron a un pazo típico para degustar la gastronomía gallega.

 

Ecocamino solidario. Otra actividad vinculada a la sostenibilidad y la RSC en la que DMC Galicia Group Travel organiza un recorrido por un tramo del Camino de Finisterre con el objetivo de recaudar fondos para una causa solidaria y, al mismo tiempo, realizar la ruta respetando el entorno y ayudando a cuidar el Camino, cuyos espacios naturales y patrimonio verde empiezan a degradarse debido a las prácticas nocivas llevadas a cabo por algunos de los miles de peregrinos que lo recorren cada año. La ruta comienza en Alto do Vento, y después de unos 8km, el grupo llega al final de la etapa en la Plaza del Obradoiro. Allí, los kilómetros recorridos se transformarán en una aportación económica que la empresa destinará a la Fundación Andrea, que apoya a las familias de bajos recursos económicos para cuidar a sus hijos enfermos. Durante este recorrido, en una serie de puntos estratégicos, harán su aparición dos personajes relacionados con el Camino, un personaje histórico y uno más actual. Primero saldrá a su encuentro un Caballero Medieval de la Orden de Santiago, que recibe a los peregrinos en el punto de inicio de la etapa, les da bienvenida a la Ruta Jacobea y a Gallaecia, reino más antiguo del occidente cristiano, y relata la tradición milenaria de la peregrinación recogida en el Códice Calixtino, haciendo entrega a cada peregrino de una concha de vieira, explicando la simbología Jacobea de ambos. Después un “Ecoperegrino” irá apareciendo a lo largo del Camino como si fuera un peregrino normal. Una vez que el grupo llegue al final de la etapa, el Ecoperegrino se descubrirá como actor infiltrado y les da la enhorabuena por haber realizado el Camino, por haber podido convivir y estrechar lazos con los compañeros. Pero sobre todo, les agradece el haberlo realizado sin causar daño al entorno y respetando la filosofía de este recorrido inspirador. A lo largo de la caminata habrá puestos de avituallamiento (fruta fresca, frutos secos, barras energéticas, chocolate, agua…).

La variante náutica del Camino. Una opción original y diferente de hacer una parte del Camino es navegando. Trevisani organizó una experiencia en tres goletas que cruzaron la Ría hasta llegar a Villagarcía, una parte del grupo, y Carril, la otra parte. Allí desembarcaron para disfrutar del marisco en la playa, con los pies en el agua mientras compartían este majar y conversaciones sobre la experiencia. Alguno nunca habían navegado y su bautismo a bordo implicó realizar algunas tareas como izar las velas, levar anclas, manejar el timón… toda una aventura marinera que causó mucho impacto en la tripulación.

Una vivencia intensa que conecta con la cultura, tradiciones y gastronomía gallega, porque por donde pasan prueban el sabor de Galicia, sus quesos, carnes, productos de la huerta, con el Km0 muy presente. Y además, se puede completar la experiencia con actividades como amasar pan, recolectar, vendimiar, baños de bosque, sesiones de mindfulness en una carballeira (capilla en un entorno natural)… y sentir la tierra. Todos los Caminos acaban en Santiago de Compostela donde es muy recomendable asistir a la misa del peregrino y ver el impresionante botafumeiro sobrevolando la catedral de punta a punta, todo un espectáculo.

Camino Experience consiste en recorrer a pie y en grupo las últimas etapas del Camino de Santiago con un reto muy claro: alcanzar en equipo la meta en Compostela. Con independencia de la motivación que cada persona pueda encontrar al iniciar el Camino, lo que sí es común a todo el equipo es que representa un verdadero reto. Las dificultades de la ruta, los dolores, las heridas, la satisfacción de llegar a la meta… exigen a los peregrinos unas cualidades que son comunes a las fortalezas que aporta un buen equipo: objetivos claros y compartidos, alto grado de compromiso, determinación, liderazgo y  cooperación.

Hay varias alternativas de viaje dependiendo de los días con los que tenga la empresa, hacer los últimos 100km desde Santiago (7 días/6 noches), 60km desde Palas de Rei (4 días/3 noches) o la última etapa del Camino (un día). Lo interesante como experiencia transformadora es que el grupo haga un mínimo de 3 etapas. Desayunan, caminan toda la mañana y comen juntos, para por la tarde aprovechar el tiempo para reuniones internas, para las que DMC Galicia Group Travel monta salas de reunión en entornos rurales, una forma de hacer el Camino como un “retiro de trabajo”.

El Camino Inglés. Pese a ser uno de los más antiguos por unir el Norte europeo con Compostela, había perdido relevancia, quizás por su peculiaridad de ser marítimo/terrestre (caminando son 70 km) y tras 11 años sin “Año Santo”, Océano Azul le dio una vuelta y crearon una experiencia donde participaron expertos del Camino y periodistas especializados en turismo y en gastronomía, uno de los grandes valores de Galicia. Esta experiencia comenzó en el Hotel Hesperia Finisterre, donde los participantes presentaron las singularidades y valores añadidos de El Camino Inglés y compartieron experiencias sobre qué, cómo y dónde difundirlo de forma atractiva. Después se fueron a hacer las 3 etapas de El Camino (terrestre en esta ocasión), incluyendo la teatralización de algunos tramos, la puesta en escena de la producción ecológica de Galicia y las paradas para disfrutar de la gastronomía. En 2021 tendrá lugar EcomWay, una experiencia de Comunicación 2.0 durante el Camino Inglés para conocer su cultura, su patrimonio, su gastronomía, mientras se cuida el entorno durante el recorrido para contribuir a concienciar al peregrino en la lucha contra malos hábitos.

El Camino Portugués y su patrimonio. Es otra de las riquezas del Camino, recorrer sus monumentos, museos y pazos.  Tee Travel organiza experiencias vinculadas a los diferentes Caminos, como ésta por el Portugués, en la que llegaréis al Pazo de Faramello. Allí recorreréis el cañón del río que surca el pazo, su capilla barroca y un cruceiro del s.XVIII, además de sus jardines franceses, los molinos industriales de la primera fábrica de papel de Galicia, puentes de madera y piedra y jardines de hortensias y camelias. Al final de la visita una copa de vino pone la guinda a este recorrido.  Tras la visita pondréis rumbo a Padrón, donde conoceréis su patrimonio y habrá tiempo para probar sus famosos pimientos. También se puede visitar la Casa Museo Rosalía de Castro, el Jardín Botánico, el Convento del Carmen o la Iglesia de Santiago el Mayor, que tiene un ara romana bajo el altar que se conoce como “El Pedrón”, clave para entender la relación del Apóstol Santiago con el Camino de Santiago.

El Camino de Santiago se puede vivir de múltiples formas, como las que propone Abramar MICE. Por ejemplo, a caballo, en una ruta que se adapta a las necesidades de la empresa y los asistentes. Se cabalgan unos 35Km diarios disfrutando de la naturaleza a lomos de caballos muy bien adaptados al terreno, en su mayoría de raza autóctona, hasta llegar a Santiago de Compostela.  En la realización del Camino a caballo, el peregrino no ha de ser un jinete experto, pero si es necesaria cierta experiencia en rutas a caballo. Además, cada uno será el encargado de su caballo, ocupándose, siempre que lo desee, de cepillarlo y ensillarlo.

En bicicleta, también con una ruta adaptada ajustando las etapas. Meses antes, se piden las tallas de los peregrinos para establecer la medida de las bicicletas (normales o eléctricas) para que sea lo más cómodo posible para todos los participantes. Además se realiza con servicio de coche de asistencia y remolque, con chofer y mecánico. También se puede hacer con guía durante todo el trayecto en el que se realizarán paradas en lugares sorprendentes.

 

Una opción muy acorde con el espíritu del Camino de Santiago es utilizarlo como recurso para la formación y la reflexión, con actividades de coaching y mindfulness para focalizar la atención en el momento presente, en el “aquí y ahora. Se trata de utilizar las etapas del Camino como ayuda para mejorar en diferentes áreas personales y profesionales, en contacto con la naturaleza, caminando y observando para experimentar nuevas sensaciones, conexiones y mejoras en aspectos como la concentración, la creatividad, la empatía, etc. También se organizan sesiones de formación y trabajo en equipo durante el trayecto. Esta experiencia se puede completar con recomendaciones culturales y gastronómicas para conocer más acerca de la cultura gallega. Y gracias a la variedad de establecimientos, también es posible realizarlo tanto en albergues como en hoteles de más categoría, casa rurales o incluso Paradores.