Experiencias auténticas para eventos en Galicia

Si quieres sorprender a los asistentes de tu evento hazles vivir experiencias únicas, de esas que no se olvidan fácilmente. Acceder a lugares inexplorados, sentir la cultura local en primera persona, elaborar productos artesanales con tus propias manos o sumergirse en la historia, las leyendas y misterios de un lugar especial, con magia. Os invitamos a recorrer algunos de los rincones más singulares de Galicia y a conocer las experiencias más auténticas que puedes realizar en sus diferentes destinos. Desde el mar, la tierra y el cielo, verás un territorio que te sorprenderá y dejará un buen recuerdo en la mente de los invitados a tu evento.

Galicia es tierra marinera y del mar procede parte de su riqueza gastronómica. Comenzamos el recorrido con una visita a la lonja de A Coruña al amanecer, una de las más importantes de Europa y la segunda de pesca fresca en España. Allí llegan, al despuntar el día, los pescados y mariscos de las rías gallegas, para que los marineros y mariscadores los subasten. Este es uno de los momentos más importantes que se viven en la lonja, y formar para de él, escuchando las voces y contraseñas estipuladas por los pescadores, viendo el trasiego de cajas, sintiendo el olor a sal, a mar, a pescado y marisco, es un espectáculo que no te puedes perder. Durante la subasta estaréis acompañados por un experto que os explicará el procedimiento y qué es lo que está pasando en cada fase, además de conocer a los marineros que participan en esta subasta que se repite cada día. Eso sí, hay que madrugar mucho, comienza a las 6 de la mañana, dura aproximadamente una hora y solo 10 personas pueden asistir previa solicitud. Os sentiréis unos privilegiados por vivir este acontecimiento en exclusiva. En la lonja, situada en una nave de 500m2 dividida en varias salas, se mueven cada año 40.000 toneladas de marisco y pescado: pulpos enormes merluzas y rapes, centollas y percebes son algunos de los productos que irán a los mejores restaurantes de España, o que en pocas horas se podrán comprar en los mercados coruñeses de Santa Lucía, San Agustín o la plaza de abastos de Lugo. La experiencia se puede completar con una degustación de pescado y marisco fresco en uno de estos mercados tradicionales.

Una manera única de experimentar los sabores y olores de Galicia es entrando en el Mercado de Abastos de Santiago de Compostela, considerado uno de los mejores mercados de España,  y el segundo lugar más visitado en el casco histórico de la ciudad, muy cerca de la catedral. Un mercado diferente porque tiene vida, allí se puede sentir la cultura y tradiciones gallegas a través de los productos frescos de la tierra. Es la alacena de Galicia, donde entablar conversación con los agricultores y conocer la figura de la paisana, la mujer que va a vender allí los productos de su huerto. El mercado está formado por 8 naves y hay unos 100 negocios: verduras y frutas, puestos de pescado y marisco, panadería, charcutería, carnicería, vinoteca, tienda de aceites, de especies, de fotografía… Incluso obras de autor con piezas gallegas, cestos, un zapatero… Es una experiencia singular, ir de compras por el mercado y degustar allí mismo los productos pidiendo que os los cocinen en el momento, más fresco imposible. Además, en la parte exterior del mercado está el Abastos 2.0, una original taberna que mantiene el estilo clásico del mercado mezclado con un mobiliario moderno que lo convierte en un espacio gastronómico diferente y original. Para eventos, en el Mercado de Abastos está el aula Gastrocultural, que dispone de una cocina y se puede dividir en 2 o 3 salas gracias a los tabiques móviles que permiten distintos formatos. Allí se suelen hacer presentaciones de producto, comidas y cenas, talleres donde se empleen los productos del mercado… Pueden organizarse eventos especiales, por ejemplo, una ruta por el mercado, degustación y culminación con una actividad en el aula. Estrella Galicia es una de las marcas que ha elegido este lugar para alguno de sus eventos. 

Volviendo al mar ¿qué os parece poder navegar entre bateas por la Ría de Vigo? Esta zona es muy propicia para eventos náuticos, y Sailway os llevará a conocer la costa y el Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Illas Atlánticas a bordo de yates de vela de crucero. Una experiencia memorable que se puede compaginar con actividades en tierra como rutas interpretativas en las Islas Cíes o degustación de la gastronomía gallega en las villas marineras. El puerto de salida y llegada será Real Club Náutico de Vigo, y durante la travesía os explicarán curiosidades del entorno y su historia, y podréis participar en la maniobra del barco, será un  Bautismo de Mar, fondeando en las Islas Cíes, Ons o Sálvora. Para un evento corporativo esta experiencia sumergirá a los participantes en una auténtica regata para que desarrollen sus capacidades de trabajo en equipo e implicación en un objetivo común, en una competición en la que podrán divertirse y soltar adrenalina. Empresas como Sanitas, BBVA o Bosch han vivido esta experiencia en alguno de sus eventos.

La Ría de Vigo está plagada de bateas o mejilloneras, estructuras dispuestas ordenadamente junto a la costa para el cultivo de bivalvos propias de las rías gallegas. De esas grandes plataformas de madera cuelgan maromas en las que se cría uno de los mayores tesoros de Vigo: las ostras y los mejillones. Los barcos “bateeiros” levantan con grúas las pesadas sogas cargadas de moluscos; es un espectáculo verlos faenar. Naviera Mar de Ons organiza la ruta del mejillón con degustación a bordo, para navegar por la Ría hasta llegar al Puente de Rande, pasando por el puerto pesquero de Vigo, uno de los puertos pesqueros más grandes del mundo, el monte de A Guía, los pueblos marineros de la península de O Morrazo, como Cangas o Moaña, y los polígonos de bateas donde un guía os explicará el proceso de cultivo del mejillón y probaréis esté exquisito molusco recién preparado para que descubráis ¡el auténtico sabor del mar!

Y desde el mar se divisa otro rincón de Galicia que destaca por su singularidad: el mirador de O Ézaro, al lado del monte Pindo, el olimpo sagrado de los Celtas. Está en uno de los enclaves más atractivos y menos explorados, la Costa da Morte, un lugar ideal para practicar actividades en contacto con la naturaleza. ¿Quieres saber que tiene de especial? Los bellos rincones de esta costa están plagados de rutas y lugares a los que es imposible acceder por tierra, por eso el kayak es una de las mejores alternativas para adentrarse en la Costa da Morte. Para contemplarlo todo desde otra perspectiva, Adventurézaro organiza la ruta de Ézaro en kayak para que podáis asomaros al Monte Pindo desde su base, contemplar la Cascada de o Ézaro a la que entraréis desde la misma Puerta Mágica, o adentraros en Caneliñas como lo hacían las ballenas que llegaban a la factoría. Este es unos lugares que guardan los secretos del Olimpo Celta, sus historias y leyendas. Por eso durante el recorrido os contarán anécdotas del monte Pindo, descifrarán los mensajes de las inscripciones hechas en las ruinas, conoceréis cómo era el  astillero vikingo que hubo en el río y la historia del cabo Finisterre.

Hablando de historias,  leyendas y misterios ¿Quién no ha escuchado hablar de la queimada y su conxuro? Un ritual ancestral de origen celta con un inspirador simbolismo. La Tierra se representa en la jarra de barro, el agua está representada por el aguardiente y el fuego representa la danza libre entre los elementos que conforman esta pócima mágica que da calor al cuerpo y purifica las almas. En el Pazo de San Lorenzo, con su claustro centenario en torno a un enorme seto de boj, os sumergiréis en un entorno mágico para vivir el espectáculo de la Queimada y el Conxuro, en un ambiente bucólico, tan solo iluminado por la calidez de más de un centenar de pequeñas velas encendidas. Con las luces ya atenuadas irrumpe en la escena un ciego que simula recorrer el Camino de Santiago tocando la zanfoña e interpretando viejos romances. Con el desencadenamiento de una gran tormenta, entre efectos de humo, sonido e iluminación ambiental, hace su aparición el bruxo, ataviado con un traje de paja propio de la indumentaria gallega tradicional y portando una tea ardiente. Accede hasta un pequeño oratorio elevado que simula un castro Celta, en el que se encuentra el recipiente de barro que contiene la Queimada. El bruxo, mientras va quemando la Queimada moviéndola y vertiéndola de manera constante con un cacillo de barro, declama el conxuro, mientras se intercala alguna música de fondo y algunos otros efectos de iluminación y sonido.  Al término del recital, que acaba con una invocación que dice “Por Santiago, San Xoán y San Andrés, queimada eu te fixen, queimada ti es” (“Por Santiago San Juan y San Andrés, queimada yo te hice, queimada tú eres”) y el estallido de un trueno, empieza a sonar una tradicional pieza gallega de pandereta y gaita, muy festiva, que invita a que todo el mundo se anime mientras hace entrada el equipo de camareros del pazo que ofrecen a los invitados la degustación en una taza de barro, de la Queimada recién hecha. A cada persona se le entrega un pergamino con el texto del Conxuro para que se lo lleven de recuerdo o lo reciten bebiendo esta pócima mágica mientras suena la animada música de folclore gallego tradicional de fondo.

Para seguir viviendo experiencias únicas y profundizar en la cultura local, formando parte del día a día de una aldea, nos vamos hasta Santiago de Albá (Lugo), Comarca da Ulloa, donde se encuentra Arqueixal, una granja familiar que apuesta por el ecoagroturismo, un turismo agrario, centrado en el campo y lo ecológico. A tan solo 3km de Palas de Rei, etapa del Camino de Santiago, iniciaréis un viaje inmersivo en la vida y la cultura de la comunidad gallega,  conociendo de primera mano las tareas de la granja y participando en las actividades diarias como la producción de queso, yogur y leche fresca de Denominación de Origen  Arzúa-Ulloa. ¿Qué actividades de ecoagroturismo se pueden realizar? Aprenderéis cómo se hace el queso artesanal en un taller de elaboración de productos típicos. O ser pastor por un día, participar en el cuidado de los animales, ordeñar las vacas, recoger los huevos de las gallinas, cuidar la huerta y hasta confeccionar vuestra propia cesta de productos ecológicos recolectados con vuestras propias manos y que también podréis degustar. Y para completar la experiencia, viajar al pasado visitando un museo vivo conocido como la Casa da Rebordela. Una casa rural construida hace 250 años que mantiene sus elementos en funcionamiento y escenifica la vida rural antigua. La leña arde, los olores están presentes, la carne permanece colgada. Todo se muestra como si estuviese aún habitada y se estuviese trabajando en ella. Si decidís alojaros allí, Arqueixal tiene casas rurales antiguas con una construcción sostenible que respeta la arquitectura tradicional y se abastecen con energías renovables. Son cuatro casas: A Palleira, A Caseta das Andoriñas, A Casa do Muiñeiro e O Pallar das Ameixeiras, de piedra, madera, vidrio, arcilla y cal, pinturas ecológicas y aislantes de corteza y fibras vegetales.

Un espectacular museo al aire libre es el que encontraréis en la Ruta de las Meninas de Canido en Ferrol con hasta 200 meninas, cada una con su estilo. Está considerada una de las rutas de street art más importantes de Europa, una muestra de cómo el arte puede cambiar la morfología de un área urbana olvidada. El artista Eduardo Hermida inició esta acción pictórica con la ayuda de los vecinos y artistas de diversas disciplinas, que vistieron a los edificios con interpretaciones de los cuadros de Velázquez. Si te instalas la app Visuartech podrás comprobar cómo 18 de ellas cobran vida gracias a la realidad aumentada. Un circuito cultural para visitar este museo al aire libre. Además podéis aprovechar la visita para descubrir el Ferrol modernista a través de una ruta dramatizada. Una veintena de edificios modernistas en el barrio de la Magdalena que contrastan dentro del racionalismo de sus calles trazadas a escuadra y cartabón. Como un fantasma de principios del siglo pasado, nos llega Catherine Wilson, esposa de un ingeniero inglés contratado por un astillero, quien irá descubriendo estas obras arquitectónicas.

Del paseo por las calles y rincones de sus ciudades, subimos a las alturas  para sobrevolar en globo aeroestático una de las zonas más emblemáticas de Galicia: la Ribera Sacra, que recibe este nombre porque los numerosos monasterios edificados a orillas de los ríos Miño y Sil y por la cantidad de robles que hay ella. Un lugar para conocer la cultura del vino, rodeado de viñedos colocados en bancadas en las riberas del río que forman increíbles paisajes.

De la mano de Aerotours, realizaréis un vuelo exclusivo con actividades de orientación de equipos que se harán parte en tierra y parte en el aire. Una combinación de actividades orientadas a la consecución de objetivos en equipo, utilizando como herramienta la competición aerostática, para cual se requieren habilidades en terrenos tan diversos como la orientación, manejo de mapas topográficos y trazado de rumbos para conseguir un objetivo común. Todo ello mientras disfrutáis de las espectaculares vistas. A primera hora de la mañana, cuando las condiciones meteorológicas son mejores y la luz es más bonita, saldréis desde uno de los dos campos de despegue, uno cerca de Taboada y otro cerca de Chantada. La ruta siempre es diferente, porque el globo va donde le lleve el viento, y al aterrizar disfrutaréis de un almuerzo con productos típicos. Al finalizar os dará un certificado de la experiencia, fotos y un video para que recordéis este paseo por las nubes. 

Si preferís conocer la Ribeira Sacra del Miño pisando la tierra, Sacra Experiencies organiza una ruta en la que disfrutaréis de Belesar, el Cabo do mundo, la catarata de Aguascaídas, los viñedos de Chantada entrando en la Abadía Da Cova-Adegas Moure para hacer una degustación. Y también descubriréis la Ribeira Sacra del Sil desde los miradores de los cañones del Sil en un emocionante viaje en catamarán por este río.

En Galicia, además del famoso Camino de Santiago, hay otros caminos, como El Camino del Vino, que es la ruta del Ribeiro en Ourense. Un encuentro vinícola con los vinos y sus creadores en alguna de las múltiples bodegas que hay en la D.O. Ribeiro, en las que conoceréis las variedades de uva, el proceso de elaboración del Ribeiro, las cualidades del entorno y, por supuesto, lo degustaréis en una cata en bodega o en un picnic en mitad de los viñedos. Otra de las actividades en las que se puede participar es la vendimia, vivir en primera persona el proceso de recolección y selección de la uva, un trabajo arduo y meticuloso para obtener los mejores resultados, sería una buena opción para un teambuilding.

La comarca de Ribeiro también es famosa por el termalismo y la calidad de las aguas que emana del territorio. Una experiencia wellness que tiene como protagonista a la uva y sus propiedades para la piel  por sus principios activos y polifenoles, es la vinoteraia que podréis disfrutar en el spa del hotel Eurostars Monumento Monasterio de San Clodio en Leiro. Al finalizar, y una vez que habéis sentido la potencia del Ribeiro por dentro y por fuera, podéis continuar descubriendo la zona navegando en catamarán, un ecobarco eléctrico, por el Miño a su paso por el tramo de la D.O. Ribeiro.